El "Rojo" aguantó ante Atlético Tucumán y se metió en 8vos

Deportes 06 de noviembre de 2020 Por Claudio Aragón
Independiente igualaó 1-1 como visitante ante Atlético Tucumán en el Monumental José Fierro y se ganó un lugar en los octavos de final de la Copa Sudamericana por la ventaja de 1-0 obtenida en el partido de ida disputado en Avellaneda, la semana pasada.
IMG_20201106_111353_362

Silvio Romero abrió el marcador para los de Avellaneda, y luego lo empató Leonardo Heredia para el dueño de casa.


 
Los de Lucas Pusineri sabían que un gol no alcanzaba para pasar con tranquilidad los segundos noventa minutos de la serie, por lo que, lejos de dedicarse a aguantar la ventaja salieron a ampliarla.


Silvio Romero, el autor del tanto en Avellaneda. ya avisó a los 6 minutos, pero Cristian Lucchetti estuvo rápido para salir y le ganó el mano a mano.

El Decano no lograba hacerse de la pelota, y los pelotazos largos para sus delanteros no daban resultados. Del otro lado, el Rojo parecía tener un plan de juego mejor elaborado.


 
Así, a los 19, Jonathan Menéndez trepó por derecha y sacó un centro que Alan Velasco le bajó de cabeza a Romero para que el capitán abriera el marcador.


 
Como pudo, con orgullo y, sobre todo, necesidad, Atlético llegó al empate antes del final de la primera etapa. A los 39, Fabián Monzón envió un preciso centro desde la izquierda que encontró la cabeza de Heredia y el empate.

Domingo Blanco, ingresado por lesión de Menéndez, pudo haberle devuelto la ventaja a Independiente a los 45, pero Luchetti, una vez más, mostró su vigencia y le ahogó el grito.

En el segundo período el local agregó gente en ataque, asedió y acechó el área del adversario, pero sin claridad. Es más, la primera realmente clara fue para la visita, cuando a los 21 Romero se fue solo de cara al gol y Lucchetti pareció derrribarlo sutilmente, pero el árbitro uruguayo Andrés Cunha consideró que el delantero se tiró.

Sebastián Sosa, de gran actuación en la ida, volvió a salvar a su equipo a los 29, cuando despejó con el rostro un violento bombazo a quemarropa de Augusto Lotti. En el córner derivado de esa jugada, volvió a negarle el gol al delantero, que había anticipado en el primer palo.

Federico Martínez estrelló un tiro libre en el poste derecho a los 35, en lo que pudo haber sido el tanto que asegurara la clasificación. Romero tampoco lo pudo liquidar a los 46, en otro mano a mano en el que ganó Lucchetti.

De todos modos, el Rojo aguantó los últimos embates sin problemas y sacó boleto a la siguiente instancia.

Independiente enfrentará en octavos de final de la Copa Sudamericana a Fénix de Uruguay, que eliminó a Huachipato de Chile con un global de 4-2.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar