La ex de Bacchiani lo demanda por U$D2 millones y será registrado como deudor alimentario

Policiales 20/08/2022 El Diario Visión El Diario Visión
f608x342-432598_462321_31

Alejandra Guillamondegui, la representante legal de Zaraive Celeste Garcés, la exesposa de Edgar Bacchiani, habló sobre la demanda de U$D 2 millones que la mujer interpuso contra el trader imputado por estafas, indicando, además, que por no haber brindado sostén económico a su pequeño hijo, será inscripto  en el Registro de deudores alimentarios.

En diálogo con radio Valle Viejo, la letrada contó que la venezolana “aparece aquí en el estudio no tanto por la cuestión del divorcio sino por una situación de violencia en contra de la actual pareja de Edgar Bacchiani por lo cual se hizo la denuncia en la sede de Familia y en la Fiscalía, cuando se dispusieron medidas de prohibición hacia ella y su grupo familiar”, y a partir de entonces, comenzó a complicarse la salud de su pequeño, quien padece de una grave patología. 

“Recurre a mí para solicitar una cuota alimentaria, porque el papá no aportó económicamente desde que se separaron. Solicita el divorcio, una medida cautelar y alimentos, lo que fue otorgado en junio, pero hasta la fecha el señor no ha cumplido, por lo que me toca inscribirlo en el Registro de deudores alimentarios”, dijo, agregando que el cuestionado “trader god”, no contestó a lo requerido por la demanda y como consecuencia, la justicia intervendrá para determinar lo que le corresponde a la familia. 

“Zaraive, en la división de bienes incluye un pedido de compensación económica por todas las situaciones que tuvo que vivir sola por los malos manejos de él en la empresa, en la cual ella, después de la muerte de su socio es colocada con un 10% y queda imputada en la causa por el solo hecho de estar dentro de la sociedad, sin tener participación”. En este sentido, la abogada precisó que la mujer pide una compensación económica por daño pecuniario y por daño moral, por lo que “solicita una suma de 2 millones de dólares, aunque obviamente, va a escuchar ofertas. Esto está sujeto a los bienes que se prueben que estén a nombre de él o de testaferros”, aclaró. 

“No es un padre presente”

A su vez, la abogada explicó que cuando su clienta se enteró que su exesposo solicitaba la prisión domiciliaria para poder cuidar a su hijo,  se alteró, puesto que “ni siquiera se encarga de la obra social, no lo ve, no es un padre presente o una persona que le importa. Ella no se opone que a él le den la prisión domiciliaria, lo que no quiere es que use la patología de su hijo para obtener este beneficio”, dijo Guillamondegui, añadiendo que el pequeño necesita una intervención quirúrgica y requiere cuidados especiales, pero pese a esto, nunca obtuvo sostén de ningún tipo por parte del padre.

“Ella está sola, considera que al ser esposa de Bacchiani, los ahorristas por la angustia de tener su dinero, buscan culpables y la señalan”, pero que no tenía participación activa en la empresa.

Matrimonio fallido

La letrada, en otro tramo del diálogo, contó que la pareja se conoció por internet y la relación fue creciendo hasta que ella decidió venir a Catamarca desde Venezuela. “Vino a vivir con él en  la casa de la madre, al estilo ‘pan y cebolla’, comiendo panchitos en la plaza, hasta que él comienza a llevar a cabo esta situación con más empuje (de su empresa)” y al comenzar a tener éxito y convertirse en millonario, “quedó obnubilado y la apartó de su lado. (...) El matrimonio duró tres o cuatro meses, se separaron luego de un viaje de ella a Venezuela por un problema familiar, cuando él se enreda con Sofía Piña, quien terminó siendo su pareja actual, que era amiga de Zaraive. Entonces se enteró que estaba embarazada de tres meses, por lo que su embarazo fue caótico, de llanto y angustia y él se retiró de la casa a los tres días de nacido el bebé”.

“Tras esto, no volvieron a verse, solo hubo whatsapps con un intercambio muy agresivo. La menoscaba insultándola horriblemente”, dijo la representante legal, indicando que ella misma fue testigo de estos exabruptos.

“El maltrato psicológico es terrible”, dijo, asegurando que esto se puede probar mediante audios, mensajes y diferentes pruebas”.

Por último, dijo que la expareja del trader sobrevive por un centro de estética que el hombre puso para ella, pero que debió vender varios de los elementos con los que contaba en su negocio para costear tratamientos médicos del bebé.

 
  
  
 
  
  

Te puede interesar
Lo más visto