Sarmiento: "Si los clubes quieren jugar tenemos listo el protocolo"

Deportes 07 de octubre de 2020 Por Claudio Aragón
El presidente de la Liga Chacarera de Fútbol, Juan Carlos Sarmiento, reiteró su voluntad de retomar la actividad en la entidad que conduce, sin público y, con la condición, que “los testeos no sean obligatorios”.
HPIM3174

 “Una resolución final va a depender que el testeo no sea obligatorio, porque no lo podemos pagar”, remarcó Sarmiento, quien en las últimas jornadas salió por distintos medios de prensa a difundir su iniciativa, aunque señalando que “todo dependerá de la opinión democrática de los clubes afiliados”.

Sarmiento habló con “Botineros Diario” de Radio Valle Viejo y “Pasión Chacarera” de Radio Centro, para adelantar su postura de concretar un torneo en lo que resta de 2020 y, tal vez, el mes de enero de 2021, incluso adelantando las medidas contenidas en un protocolo para volver al fútbol oficial.


 
“La Liga Chacarera tiene la decisión de poder jugar –dijo-, aunque nos falten pocos meses para terminar el año, y así se lo hemos planteado a varios dirigentes, que han visto con buenos ojos esta idea”, aunque admitiendo que “hay otras instituciones que opinan que no, que ya no es tiempo, que hay que dejar para el año próximo”, indicó Sarmiento.

Sarmiento recurrió los medios teniendo en cuenta, también, la imposibilidad de realizar reuniones presenciales, al menos hasta el 11 de octubre, de acuerdo a las restricciones dispuestas por el COE que atiende la problemática de la pandemia del coronavirus. Y recién la próxima semana podría concretarse un encuentro con los presidentes de las entidades afiliadas.


 
De todos modos, advirtió que su postura “no es un imperativo, nadie está obligándolos; vamos a ser respetuoso de lo que opine la mayoría de los clubes”, recalcó, reflexionando que “lo malo es no intentarlo…”.

“Creo que lo importante es que estamos en condiciones –continuó Sarmiento-; la cancha está en condiciones, la Liga está en condiciones y hasta hemos diagramado un protocolo para que se pueda cumplir, y, si el testeo no es obligatorio, la idea es arrancar inmediatamente”.


 
Luego esgrimió que “si nos dan los tiempos, podríamos empezar a partir de noviembre, jugar durante diciembre y, de ser necesario una prolongación, seguir en enero; siempre sin público”, puntualizó el presidente “chacarero”.

Propuesta de protocolo

Respecto del protocolo que se elevará a la consideración del COE, Sarmiento detalló que “los jugadores deberán venir equipados desde sus instituciones; en el ingreso a la Liga se les va a tomar la temperatura, y así entre otras medidas sanitarias”, apuntando que “no se permitirá a más de dos personas por vehículos y, antes de salir a la cancha, los equipos deberán permanecer concentrados en el sector de plateas”.

Agregó que “no habrá saludo olímpico, los jugadores no podrán abrazarse en el festejo de un gol, y tampoco existirá el ‘tercer tiempo’, por lo que los jugadores que terminen de jugar, deberán retirarse con la misma indumentaria”, indicando que “el ingreso de los equipos será por el portón principal del sector Norte, y el retiro por el sector Oeste, sobre la Av. Eulalia Ares de Vildoza”, describiendo que “entre partido y partido habrá un intervalo de media hora para que los respectivos planteles puedan circular, sin ningún tipo de contacto entre sí”.


 
Otros detalles del protocolo “chacarero” son que “cada delegación no podrá superar las 20 personas, entre cuerpo técnico y jugadores, más dos o tres dirigentes”, apuntando que “ningún suplente va ingresar al campo de juego, permaneciendo en el sector de populares”, y que “además de los jugadores y los árbitros, solo podrán hacerlo los técnicos, un auxiliar, el comisario deportivo, la persona encargada de la sanidad y un camillero”.

“Tampoco se permitirá el ingreso del periodismo, que podrá seguir los partidos desde la platea, como los fotógrafos y camarógrafos, y en las cabinas solo se permitirán dos personas”, precisó Sarmiento, sobre las condiciones para el periodismo.

Regreso a los entrenamientos

Acerca de la vuelta a los entrenamientos de los respectivos clubes, el presidente “chacarero” indicó que “las instituciones están habilitadas para volver a las prácticas a partir del 11 de octubre, con lo cual, hasta noviembre podrían tener un mes de entrenamiento, como para llegar en las mejores condicione a la competencia”.

Y sobre la obligatoriedad de los testeos de Covid-19, comentó que “los hemos conversado con el Consejo Federal, desde donde nos indicaron que la determinación sobre ese aspecto será facultad de cada gobierno provincial, a través de sus COE, y en virtud sus respectivas realidades epidemiológicas”.

Sobre los costos

Sarmiento aludió en otra parte al tema de los costos para los clubes, manifestando que “la idea es que los equipos no tengan que hacer tantas erogaciones; que jueguen con los juveniles, pero que no pierdan el ritmo de competencia…creo que se puede jugar”, insistió

Consultado sobre las regalías, Sarmiento afirmó que “no podemos hablar de regalías; tenemos un torneo Provincial que no ha terminado, un Federal que tampoco ha terminado”, conviniendo que “en todo caso, estamos pensando en un buen premio, que sirva como incentivo a los clubes”.

Canchas, árbitros y policías

Respecto de los campos de juego, Sarmiento contó que “vemos como viable las canchas de Las Pirquitas, Defensores de Esquí, Coronel Daza, La Merced y el estadio ‘Prevedello’”, y hasta deslizó que “si por ahí aparece la cacha de Juventud Unida de La Falda, que sé que están trabajando en su cerramiento y si cumple con las medidas de seguridad que se exigen, también se podrán habilitar para que se juegue”.

Sobre el pago a los árbitros y la policía, Sarmiento apuntó, que “al jugarse sin público, con tres policías sería suficiente: uno en el ingreso y dos en el campo de juego, a un costo de 3.000 pesos por cancha”.


 
“Y con los árbitros no hay inconvenientes –aseguró-, porque ya acordamos que serían cuatro jueces por jornada de dos partidos cada una, a razón de 4.000 pesos, que sumados a los gastos de personal auxiliar de la Liga llevaría el costo de una jornada a unos 10 mil pesos por cancha”, detalló.

Y sobre eventuales ingresos, Sarmiento especificó que “como no cobramos entradas, ya que no habrá público, se podría cobrar un estacionamiento a título de colaboración, a los clubes o los mismos jugadores y cuerpos técnicos”, además que “como siempre, apostamos a quién nos puedan acompañar en esto, y ver la posibilidad de gestionar algún subsidio”.

Sarmiento también comentó que “otra alternativa la estuvimos conversando con Pablito Seleme (delegado de Defensores de Esquiú), quien sugirió la idea de que –como no habrá público- podamos trasmitir este torneo por TV vía streaming, o por radio, de donde también se podría generar algún recurso”.


 
El presidente de la Liga Chacarera no descartó que “en paralelo, se vuelvan a activar las divisiones inferiores, el Fútbol Femenino y el FutSal, todo con el protocolo y las medidas sanitarias correspondientes”.

A modo de conclusión, Sarmiento interpretó que “todo esto le va a caer bien a las instituciones, tomando esta iniciativa como una prueba piloto hacia el futuro”, porque “hay que acostumbrarse a convivir con esta pandemia y a jugar sin público”, opinando que “no creo que para marzo esté superado este flagelo del coronavirus”.

“La intención es que podamos tener fútbol este año, porque creemos que estamos en condiciones”, reiteró al final.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar